Carta de un usuario windows –> GNU/Linux

fototeclado.jpg

Foto: Mark Altamero

Ha llegado un comentario de un usuario windows y de GNU/Linux a este post que publiqué en barrapunto.com hace algunos días. Creo que es una lectura imprescindible para entender lo que pasa en los sistemas operativos del mundo y las nuevas tecnologías. La carta es un clásico en barrapunto, pero no tiene desperdicio.

Aunque me guste mucho Windows y el software propietario, creo que todos tenemos que aceptar la durísima verdad: En esta época da igual si sale Windows 98, XP o Vista. uando Windows tuvo la oportunidad de frenar un poco el empuje de los sistemas GNU/Linux, perdió tiempo, esfuerzos y recursos en juicios interminables y en guerras y sobornos para implantar las patentes de software. Si Microsoft hubiese trabajado para mejorar sus productos y dotar a Windows de varios entornos de escritorio para que el sistema se adaptara a los gustos del usuario, seguramente ahora tendríamos varias interfaces gráficas de usuario decentes. Pero, en lugar de eso, tenemos una interfaz mediocre que no puede usarse a menos que se tenga 2Gb de RAM y todo el tiempo del mundo para configurar el protector de pantalla.

Mientras nuevas guerras judiciales se abrían infantilmente, GNU/Linux se afianzó como líder indiscutible en el mercado del cómputo de servidores y comenzó su expansión por las administraciones poco a poco dándoles lo que pedían: un sistema libre en todos los sentidos, sin costosas licencias que pagar y sin la sumisión a ninguna compañía multinacional extranjera.

Y no sólo eso, GNU/Linux también llevo la facilidad de uso y eficiencia que caracteriza a sus productos a los entornos Gnome y KDE. Esto tiene como resultado que a medida que las empresas aumentan su productividad y ganancias, UNIX y GNU/Linux siguen consiguiendo nuevas conversiones.

En el ámbito del desarrollo de software, la abstracción para todo con sistemas Microsoft ha hecho que los desarrolladores de estos sistemas se estanquen, al no poder innovar en absoluto. Y la consecuencia de esto ha sido la tremenda evolución frente a Microsoft que han experimentado los sistemas de tipo UNIX, gracias por supuesto a la comunidad de desarrolladores de Software Libre. Nadie tiene por qué pagar royalties absurdos para desarrollar en GNU/Linux o en los núcleos BSD, de la misma forma que nadie tiene que depender de capas de abstracción totalmente propietarias que vuelven a los programadores vagos y acomodados a lo que una empresa en particular quiera que hagan. Por otro lado, en este mismo aspecto, el del desarrollo de software, es evidente la cantidad de nuevas y revolucionarias aplicaciones y el potencial que estas ofrecen frente a costosísimas soluciones de código cerrado. Estoy hablando, por ejemplo, de Blender, programa de diseño en 3D que ya ha sido adoptado por importantes empresas de animación.¿Cómo es posible que las empresas no usen GNU/Linux en lugar de los distintos Windows? Cualquier ejecutivo sabe que a la larga el abaratamiento de costes beneficia a la empresa. Por ello es sólo cuestión de tiempo que la mayoría de multinacionales y grandes empresas opten por soluciones de código abierto para la totalidad de sus sistemas informáticos, de la misma manera que hace años optaron por estas soluciones para la parte de servidores. Citröen es un buen ejemplo de ello, y sólo hace falta utilizar el Netcraft (www.netcraft.com) para confirmar cómo importantes empresas como Airbus, Kuka o BMW utilizan sistemas GNU/Linux en sus servidores.

Las enormes migraciones de Administraciones como la de Extremadura, Gobierno de Sudáfrica, Ayuntamiento de Múnich, etcétera, son sólo unas más de las que llegarán con el tiempo y de las que ya están en marcha. Todo esto manda el mensaje que mientras el software libre sigue creciendo, Windows y el software propietario se ve abocado a largo plazo a cambios drásticos en sus políticas de empresa si quiere sobrevivir.

Con el hardware pasa exactamente lo mismo: los fabricantes se dan cuenta de lo absurdo que es producir controladores para un único sistema operativo, habida cuenta de que ya no estamos en 1995 y el número de usuarios de Windows cada vez va más en declive frente al de sistemas de tipo UNIX como Solaris, MacOSX o GNU/Linux. Es por ello que cada vez resulta más fácil encontrar hardware de especificaciones abiertas o, como mínimo, con unos controladores para UNIX desarrollados por el fabricante que simplemente con ejecutarlos ofrecen al usuario toda la potencia de su nuevo dispositivo, y en la mayoria de los casos mucha más que en Windows, como sucede con las tarjetas gráficas nVidia, por ejemplo. De esta manera, al darse cuenta los fabricantes del potencial de mercado que les ofrecen los sistemas operativos de código abierto queda desmantelado totalmente el manido argumento de “en Linux no funciona nada” al que tan acostumbrados nos tienen los comerciales de Microsoft Ibérica.

El usuario final, el empresario, la Administración, las universidades… no quieren tener que estar pagando costosas licencias cada X años por un sistema operativo que en breve queda obsoleto. No quieren tener un software que les haga dependientes de los caprichos de una multinacional. No quieren tener que cambiar sus equipos informáticos cada vez que un nuevo Windows sale a la venta porque no puede moverlo y es obligatorio actualizarse si se desea soporte. No quieren tener que pagar una millonada por una nueva versión de Office porque los formatos de la anterior ya no están soportados y la licencia de uso caduca. No quieren tener que pagar más y más licencias por un sistema operativo totalmente basico que ni siquiera incluye un manejador de archivos comprimidos o un triste compilador, sabiendo que cualquier distribución de GNU/Linux ofrece todo un sistema operativo completo más infinidad de aplicaciones tan buena o mejores que las alternativas propietarias para Windows como la patética suite de grabación de CD/DVD Nero o el penoso manejador de comprimidos WinZip.

La batalla por el escritorio está totalmente perdida. Porque nunca existió como tal. El oscurantismo y la cerrazón de Microsoft le hizo estancarse en un escritorio obsoleto y lineal, mientras los sistemas UNIX, gracias al apoyo invalorable de la comunidad del Software Libre empezaban a contar con maravillas como KDE, XFCE o GNOME, que ya en sus primeras versiones eran mucho más manejables e intuitivos que la triste interfaz de Windows-95. Todo ello nos lleva hasta el día de hoy cuando asistimos al espaldarazo que se ha dado Windows Vista con su “nueva” interfaz, que no es sino una burda copia de widgets que ya existían hace unos 5 años en GNOME (Gdesklets) y KDE (Karamba-Superkaramba) y una suerte de accesorios infumables que para más INRI hacen de Vista el sistema más lento del mercado y que más requisitos necesita para ser ejecutado hoy por hoy, confundiendo de paso al usuario acostumbrado por vicio a sistemas como Windows 2000 – XP, que venían arrastrando la misma interfaz desde 1995. Todo ello mientras en los escritorios UNIX contamos con pequeñas maravillas como Beryl y Compiz, que además baten al escritorio de windows en cuestión de requerimientos de recursos, haciendo posible que una máquina de 5 años de antigüedad (P4 – 256 MB de RAM) pueda contar con avanzados escritorios con todas las comodidades y con multitud de efectos que en Windows serían impensables.

Sigan defendiendo a los .doc frente a OpenDocument, sigan dependiendo de los vaivenes de una multinacional, sigan negando la versatilidad y potencia de editores de texto como Vim o Emacs frente al horrible Bloc de Notas de Windows. Sigan empecinados en creer que Nero es mejor que K3b y que en Linux no existen buenos juegos mientras los usuarios de sistemas como Debian GNU/Linux nos hartamos de jugar al Quake 4 y al Doom 3 y mientras cada vez más empresas de desarrollo fijan la vista en este pequeño gigante que es el Software Libre. Sigan intentando convencer al vecino de abajo de que su ordenador, ese que compró hace 3 miserables años, ya no funciona porque “ha quedado viejo” al no poder mover Vista mientras nosotros contamos con impresionantes escritorios en 3D desde hace más de un año que funcionan en PCs de 2001. Sigan diciéndole a sus amigos y compañeros las virtudes de un sistema que tiene los días contados. Sigan así y quedarán solamente los que son: tres incultos que jamás probaron otra cosa que Windows, mientras el mundo de la informática sigue avanzando imparable en una dirección clara: el Software Libre.

¿Y a tí? ¿Hasta dónde te van a dejar ir hoy?

Gracias por su atención.

Anuncios

Publicado por

bakará

Periodista GNU, en reposo.

5 comentarios sobre “Carta de un usuario windows –> GNU/Linux”

  1. Ante todo comentar que gran parte del artículo es cierto y comparto esa forma de pensar… en casi todo. Hay una cosa muy evidente que la gran comunidad de anti-windows siempre pasas por alto, y es el gran logro que hay que atribuirle a Microsoft. Me refiero al hecho de que esta gran marca (porque gran sí que lo es) ha conseguido que en un plazo muy breve de tiempo todo el mundo tuviera un ordenador en casa y hasta el más inútil consiguiera hacerlo funcionar: navegar por internet, escribir documentos, jugar a buenos juegos… y todo ello sin saber lo más mínimo de informática. Mientras esto ocurría, para poder usar Linux había que volverse loco en muchos temas, como configurar una simple tarjeta de red o la tarjeta gráfica de última generación que te había costado todos los ahorros. Está claro que aquellas versiones de Windows eran realmente malas (mención especial para Windows Me), pero yo soy usuario tanto de Windows como de Linux, y si se invierte el mismo tiempo en “configurarse” Windows XP como se necesita para hacer que una de aquellas antiguas distribuciones funcionaran en tu ordenador, te aseguro que se puede conseguir un sistema operativo muy estable (un ordenador meses encendido sin ningún cuelgue es habitual en mi caso) y bastante eficiente.

    Con esto no pretendo estar en contra de Linux, ni mucho menos. Es de destacar el gran avance que ha supuesto el repositorio de paquetes que ya todas las nuevas distribuciones tienen, y que gracias a ello estas nuevas distribuciones son tan sencillas de manejar, configurar, actualizar… como lo es Windows.

    Por ello quiero dejar claro que aunque el monopolio no beneficia a nadie, no hay que quitar mérito a lo que Windows logró en su día. Y estoy seguro que teniendo la capacidad que tiene una empresa de tal envergadura, aunque ha perdido muchos puntos con su “Vista”, en breve nos deparará alguna sorpresa interesante, porque otra cosa no sabría decir, pero colchón para aguantar metidas de pata tiene, y mucho.

  2. Sena: Te encuentro toda la razón del mundo en tu comentario. El mundo de GNU/Linux se encerró por mucho tiempo en el mercado de los usuarios expertos, mientras windows creaba sistemas muy intuitivos. Sin embargo, se está yendo ahora en la dirección correcta. El paso dado por Ubuntu abrió una nueva etapa en la expansión del uso de software libre, y en el mismo sentido distribuciones como Mint.

    Felicitaciones por el sitio, es excelente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s